Seleccionar página

Hoy vamos a plasmaros los comentarios y opiniones de lo que hicimos y como fue de algunas personas que participaron.

En primer lugar, os ponemos los comentarios de Félix, que vino por primera vez a una Reunión de BDSM.

“Me encantó la reunión. Aprendí a usar látigo, fusta, palmetas. Lo malo fue mi comportamiento, se me escapaba el trato de calle. Y también yo estaba muy nervioso. Aunque la lucha erótica o el wrestling estén dentro del BDSM son cosas muy diferentes. Recomiendo adentrarse (aunque sea poco a poco) en el BDSM para conocerlo de verdad. Lo del bondage también me encantó, nunca imaginé que pudiera hacer de mesa humana en una postura extraña. Todo me encantó en realidad.

No me atreví con la atadura de testículos porque los testículos son una zona delicada.”

Ahora los comentarios de munio

“Debo agradecer al Señor Manuel y a Mistress Gotica que me dieran la oportunidad de participar en esta fiesta intima para celebrar el 24/7. Me sé siervo y como tal siento, pienso y respiro.
Lo primero que destacaría es la seguridad que dan en todo lo que hacen, usando muy diferentes técnicas en las que sin darnos cuenta nos adentran. Otra cosa importante para mí es la higiene, y el cuidado que ponen al aplicarlas evitando los mínimos riesgos posibles. También al dar las ordenes, incluso las más costosas saben conducirla sin que se note hasta que ves lo que has sido capaz de hacer. Mistress, mi admiración.
munio
Bajo su autoridad voy explorando mi condición bisexual y ampliando horizontes en todas las direcciones imaginables e incluso las inimaginables, y a todas las veo como próximos retos a superar. Por otra parte, mi condición de siervo de edad más que madura no ha sido óbice para participar y sentirme totalmente incluido en toda la sesión. A mis compañer@s de viaje,un abrazo y al Señor, mi agradecimiento.
Por lo que voy sabiendo de mí y de mi condición, respondo mejor a las órdenes firmes y ante las que la única salida airosa es su estricto cumplimiento de su voluntad… pero evidentemente también agradezco que como AM@S me cuiden… para darles el mejor servicio e intentar su mayor satisfacción. No me pidan que quiero, me perdería, sino qué debo hacer para satisfacerles y si lo logro, me podré sentir bien. Mistress y Señor, todo mi respeto.
Tomar una deliciosa tarta de chocolate con un elaborado bondage de testículos y brindar por la Ustedes, fue mi mejor secreto. Y después hablar, compartir con la palabra lo experimentado, explorar las emociones y sentimientos, me parece todo un regalo
Ambos cuentan con mi respeto, admiración y agradecimiento. Sé que comiendo de su mano y a sus pies, podré llegar a sentirme libre para servir en todo lo que me ordenen, orgulloso de mi rol y confiado en su buen hacer, Señor y Mistress. Una tarde mágica y sencillamente fabulosa.”

Por nuestra parte. Creemos que hoy no debemos de hablar nosotros. Simplemente decir. Muchas Gracias.