Seleccionar página

A continuación os ponemos COMO FUE desde la perspectiva de Jay, una hombre switch bisexual, que en esta reunión participo como sumiso bisexual. No hemos cambiado ni una coma. A Gotica, la llama Gothika, pero creemos que se entiende todo perfectamente. Aquí va su correo que nos envío hace ya unos días y que por estar ocupados, no hemos podido subirlo antes.

Estimados dominantes: 

Deseo que esteis bien, gracias por la sesión. 

Envío este escrito de mis sentimientos:

Pese a conocerlos y ser amigo de Manu de hace ya mas de 10 años, me sentía intranquilo, y se demostró cuando me pusieron en el dedo un tensiómetro y con la mascara no podía ver y pregunté si era para dar descargas que yo acababa de ducharme como me dijeron. También me pusieron en la muñeca para las pulsaciones. O era al revés. Al principio dieron valores altos pero enseguida se estabilizaron según me iba tranquilizando. Me sentí cuidado y me dejé hacer, e incluso aguanté físicamente mas para recibir siguientes castigos que deseaba. Gothika deseaba llevarme al límite, y Manu la controlaba. Gothika tiene tres doctorados, uno de ellos en Económicas, y es realmente extrema. Ella me daba miedo a la vez que me excitaba descubrir mis límites actuales. A mitad de tarde tuve que elegir una canción, como parte de mi humillación, que luego tuve que cantar; Cadillac Solitario y Gothika no la conocía y le encantó. Me agradó que le gustara Loquillo. Yo estube llorando. mientras le escuchamos mas canciones. Y dejé de estar excitado sexualmente pese a mi desnudez. Cuando G (Gothika) ató mis dedos pulgares y siguió con mi pecho y mi cuello no me sentí amenazado ni incapaz, me sentí utensilio útil del arte de atar chino (No japones o shibari) y G tuvo el cuidado con mi problema sanguíneo. Y después me tumbé boca abajo y solo diré mis sentimientos. Al principio puse mis reparos y limitaciones actuales. Y G y M me demostraron poder llegar mas allá. Gracias. Y llegó el final, que me permitieron ver sin tocar. Tenía mucho morbo, masturbarme y correrme viéndoles y viéndome, y sin tocar. También era triste no participar, pero la humillación que sentía me excitaba aún mas. Me sentía totalmente libre, sin complejos ni culpabilidades, prejuicios ni críticas. Y en una charla de despedida y fin, me valoró G con un nivel medio, que Manu elevó a alto, dàndome G la oportunidad de yo maltratarla a ella psicológicamente tal y como hacían los samuráis para preparar a sus esposas. Accedí, esa era mi segunda vez que G se ofrecía (La anterior fué en su cumpleaños en la F26D, con Ama Sejmet). Manu nos interrumpió, no quería que siguiéramos. No me sentí mal por ello. G quería que yo siguiera. No me sentí incomodo ni incomodado. Ni lo he valorado, simplemente lo admito. 

Transcurridos estos tres días, es hoy cuándo siento rabia y dolor. Rabia de los años transcurridos y no disfrutados, dolor por la incertidumbre de mi futuro y mis deseos. La experiencia del bdsm actual sigo sin conocerla, creo que es mas libre y aceptada su práctica. Espero tener oportunidad de experimentarla.

Gracias, a vuestra disposición

 

 

FOTOS CON JAY