Seleccionar página

COMO FUE SEGÚN JAY.

Misstres Gotica y Señor Manuel,

En primer lugar, desearles lo mejor y darles las gracias. Entiendo y pido disculpas por las molestias que les haya podido ocasionar, me hago cargo que ha sido mi responsabilidad, y la falta de ella, quien ha causado el “malentendido” incidente. Pido perdón en público (Con el permiso de ustedes) a la persona de mi entorno personal, que se ha visto involucrada, a quien tengo en altísima consideración y estima. Por ambas partes, Ustedes y la persona que hablo, he sido castigado.

Gracias por permitirme ejercer mi lado dominante sobre el sumiso munio, a la vez que aprendo de ustedes. Estuve de simple espectador al principio disfrutando de como humillaban al sumiso, fue un agradable calentamiento preliminar. Me sentí muy cómodo desde el principio gracias a Misstres Gotica y a Señor Manu. Y disfruté bromeando para hacer sufrir a munio con la atenta vigilancia de la atadora Gotica. La cera no le agradó al sumiso, y el Señor Manu y yo cambiamos a velas negras. Me sentí disfrutar especialmente cuando azoté junto a MisstresGotica las nalgas del sumiso, me encanto poner su culo colorado, mis azotes eran mas suaves que los de Misstres y alternando seguido le hicimos disfrutar al sumiso. Misstres uno fuerte y después yo mas flojo, y cada vez mas rápido, uno fuerte y seguido uno mío, uno fuerte, uno flojo, uno fuerte,…Guau, nos felicitamos Misstres Gotica y yo del buen trabajo coordinado con el culo del sumiso.
El sumiso se merecía el premio de chuparme la polla. Me senté en un sofá encima de una toalla y me quité la ropa. El sumiso se arrodilló frente a mi. Me puso un preservativo y chupó sin parar. Incluso tuvo arcadas. Le ordené que cuidara chupando a mis huevos y lo hizo. Le indiqué como se hacia. Le ofrecí chuparme el culo, lo rechazó. Fue cuando decidí que era el momento de follarme al sumiso. Eso hice, y sin correrme la saqué de su culo y le ofrecí correrme en su cara. Me pajee yo un poco delante de su cara. No me corrí. Al lado casi tocándonos estaba el Señor Manu y Misstres Gotica. Le dije al sumiso que les viera, también le ofrecí que se masturbara el mismo. Me gustó estar al lado de ellos follándome al sumiso.
Aunque parezca explícito en este pequeño relato, me faltan muchos detalles, pequeños y grandes, y todos muy agradables.
A partir de hoy, siendo dominante, voy a empezar a olvidarme de mi lado sumiso. Una buena tarde con buenas personas. Gracias también al sumiso.